sábado, 15 de enero de 2011

Propósito de año nuevo...

Tras varios intentos fallidos de ser constante con mi blog me he propuesto conseguirlo mediante contarle a todo el mundo que lo estoy haciendo, espero que esto suponga la suficiente motivación como para ir contando mi experiencia con distintos maquillajes y productos del momento.

Comenzaré mi reflexión diciendo que muchas veces no es necesario gastarse cantidades ingentes de dinero para poseer un kit personal de maquillaje decente, es importante saber qué productos son "indispensables" y cuales "temporales" y decidir invertir en aquellos que verdaderamente son importantes y claves para un buen resultado de maquillaje.

¿Qué productos deberían estar en vuestro kit personal de maquillaje? Tampoco hay una respuesta fija y estándar a esta pregunta, ya que depende más bien de qué tipo de maquillaje estéis acostumbradas a llevar, en cualquier caso, mi preferencia personal es:

-Una buena base de maquillaje: es muy importante que sea acorde con nuestro tipo de piel y color, este es uno de los productos en los que yo personalmente invierto.
-Un corrector: contrariamente a lo que se cree, el corrector no debe ser mucho más claro que nuestro tono de piel, ya que la composición y textura del mismo ya hace que su función sea diferente a la de la base. Para elegir el tono hay que mirar primero la ojera o rojez que tengamos y una vez determinado el tono de la misma buscar el opuesto para contrarrestarla, por ejemplo, para una ojera de fondo azul o morado, el corrector ideal es uno de tono muy rosado, aunque nuestro maquillaje sea más beige (en otro capitulo estudiaremos en profundidad la escala de color)
-Mascara de pestañas: Dependiendo del tipo de pestaña se puede elegir una que curve, que alargue o que espese, o todo junto. Yo personalmente prefiero una que sea natural, siempre se puede trabajar el producto mediante capas para hacerla mas espesa en las ocasiones que lo requiera. En este caso voy a recomendar una que a mi me está yendo de fábula los últimos meses y que tiene un precio muy asequible, RIMMEL SEXY CURVES, como podéis ver en la foto, su cepillo tiene ondas que permiten que la mascara se aplique con especial facilidad, el precio oscila entre los 9 y 10€ dependiendo de dónde se compre.





-Un colorete: Puede ser en polvo o crema, yo encuentro los coloretes en crema muy ventajosos porque aportan hidratación a la piel. El tono también depende de la piel. A veces el colorete en polvo podemos usarlo también como sombra de ojos creando un efecto saludable y muy natural en el maquillaje.
-Un labial: Una vez más depende del gusto de cada uno, este puede ser barra, gloss en crema o gloss en brillo. Idealmente deberíamos tener dos, un tono suave para el día y uno un poco más oscuro para la noche o para ocasiones más especiales.
-Un lápiz de ojos: El lápiz de ojos nos permite dar profundidad en el maquillaje y muchas veces se puede usar como sombra aplicándolo directamente y difuminando con un pincel o los dedos, se crea un efecto verdaderamente natural.

A partir de este punto podemos añadir literalmente cientos de productos y colores a nuestro kit de maquillaje, en las próximas entradas iremos viendo distintos productos, sus aplicaciones y resultados y repasaremos también las herramientas de maquillaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada